Imputados amenazaban con de armas de fuego a sus victimas y les quitaban sus vehículos a conductores de la ciudad.

En los tres casos se recuperaron los autos y se incautó otro en el que los antisociales se desplazaban. Además, se hallaron dos revólveres, una escopeta hechiza, munición de distinto calibre y uniformes de Carabineros, cuyo origen y autenticidad deberán ser investigados.

En uno de los robos a los conductores, incluso, fue sustraído un equipo de topografía, avaluado en 7 millones de pesos, el que también se recuperó.

“Estos son hechos atípicos para nuestra región, es un tipo de delito que lo vemos en ciudades más grandes y eso causa preocupación en la población”, dijo la Fiscal Regional. Acotó que “nuestra preocupación es poner inmediatamente el foco en investigar este tipo de delitos”

La Fiscal Nayalet Mansilla dijo que las investigaciones de estos hechos están en manos de la Fiscalía de Análisis Criminal y Focos Investigativos, y resaltó el rápido resultado obtenido.

“Hemos demostrado con este trabajo que estamos atentos, porque en menos de 24 horas ya teníamos detenidos. Lo que le pido a la comunidad es que confíe en la Fiscalía, en las policías y en que estamos haciendo nuestro trabajo”, recalcó.

El jefe de la Región Policial de Ñuble, prefecto inspector Juan Carlos Carrasco, destacó que “se hizo un trabajado inmediato por parte de un grupo especializado de la Biro con un análisis criminal, en conjunto con el Ministerio Público”.

Lo anterior, logró que “en breve tiempo ubicáramos a uno de los participantes de este ilícito, para luego gracias al trabajo investigativo establecer los lugares donde pudiesen estar los vehículos, logrado la recuperación de éstos de manera inmediata”, señaló.

Agregó que “con esto damos una señal a la delincuencia: la policía no está durmiendo, sino que atenta a estos delitos incipientes. Hago un llamado a la ciudadanía a que confíe en la PDI y a que haga la denuncia, porque vamos a trabajar en lo que mejor sabemos hacer: investigar”.

By admin